A desmantelar la educación de mercado: Fin a la PSU y todo filtro de clase.

Les estudiantes secundaries a lo largo de la historia chilena han sido protagonista de las principales movilizaciones, y este 18 de octubre no fue la excepción encendiendo la llama que abrió paso a una etapa en nuestro país. Un nuevo momento de la protesta social que avanza para desmantelar toda la herencia pinochetista que ha hecho de la mercantilización y precarización los parámetros del modelo, la educación uno de sus pilares. Hoy nuevamente activan contra la PSU y los filtros de clase.

Como las, los y les estudiantes secundaries.

Tras la revuelta social las fechas oficiales de rendición de la PSU fueron reprogramado para los días 6 y 7 de enero, sin embargo surgió el movimiento “No + PSU”, organización impulsada por estudiantes secundaries agrupados en la ACES  y que luego sumó a la CONES, convocando a jornadas de protestas contra la segregadora prueba de selección.

El boicot a la PSU comenzó esta mañana en distintas sedes a lo largo del país, varias amanecieron tomadas y en otras se convocaron masivas protestas al interior y fuera de los recintos. Fueron más de 80 sedes en distintas ciudades donde no se pudo rendir la prueba.

El ímpetu de la movilización que se vivenció el día de hoy y que se prepara para continuar la jornada el día martes 07 manifiesta una vez más la fuerza de les secundaries que han venido atrincherando la educación pinochetista. El 2001 con el “Mochilazo”, en el 2006 contra la LOCE en la “Revolución Pingüina”, el 2011 imponiendo la demanda por educación gratuita y una vez más, siendo los protagonistas de las evasiones el 18 de octubre.

Son las, les y los estudiantes que durante las últimas décadas se han convertido en la punta de lanza de las movilizaciones y en el contexto de un Chile convulsionado y revolucionario, la juventud ha sido la principal protagonista. Son los que no tienen miedo porque no tienen nada que perder, ya que que el sistema capitalista en su etapa de decadencia los está dejando sin futuro. Una vez más dan clases y muestra de la reserva de lucha que existe para continuar lo que comenzó el 18 de octubre, una contraparte a la pasividad de Unidad Social que prefiere dialogar con quienes adscribieron al Pacto con la derecha en desmedro de la movilización.

Vamos por una educación 100% estatal, gratuita, feminista, de ingreso irrestricto y universal.

El modelo educativo chileno se transformó en un verdadero nicho de beneficio privado a costa de un derecho básico y fundamental, mientras radica en manos de unos pocos empresarios, estos pueden potenciar su lucro con el endeudamiento, un negocio redondo. Además al contemplar filtros de clases como la PSU traspasan la responsabilidad al estudiantado, fomentando la ideología neoliberal del individuo y la competencia, un rostro de la brutalidad del sistema capitalista-neoliberal que forjó en manos de los gobiernos de las últimos 30 años una educación para ricos y otras para pobres.

En medio del proceso de revuelta social retomar con fuerza la lucha callejera, el boicot y la exigencia a las direcciones de las federaciones estudiantiles y sindicales en ponerse a la altura histórica para desmantelar un sistema armado en dictadura. Las demandas centrales que pone en agenda el movimiento secundario sólo será posible reorganizando el país bajo otras condiciones, desde abajo y desde la movilización social, no a través de pactos con la derecha pinochetista.

Sabemos que poner fin a la PSU es un paso importante, aunque no resolverá el problema de fondo –eliminar toda diferencia socio económicas- para eso es necesario abrir paso a una educación 100% estatal, gratuita, feminista, de ingreso irrestricto y universal, una política que necesariamente nos llevará a enfrentar los intereses de una minoría social que ve en la educación su fuente de ganancia, hay que arrebatarles todo y condonar toda deuda para recuperar un derecho básico y fundamental para las mayorías sociales, asaltando el poder y avanzando en desmantelar el estado capitalista, es por eso que construimos una nueva alternativa capaz de transformar radicalmente la sociedad.

¡A  desmantelar la educación de mercado, sin Piñera ni el pacto que lo salvó!

¡A continuar con el boicot!

¡Por las luchas de ayer y hoy, libertad a lxs presxs!

Camila Millaray y Patricio Jauregui por el Movimiento Anticapitalista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *