Con la Derecha no se discute: El grato favor del Pacto al Pinochetismo.

En los últimos días se han viralizado las acciones repudiables de grupos de extrema derecha que se comienzan a organizar por el “Rechazo”, desde miting a favor de militares hasta golpizas a mujeres y jóvenes. Grupos minoritarios que logran tomar ciertas atribuciones mediáticas ¿A que se debe este fenómeno?

Del 18 de octubre contra toda la herencia pinochetista.

Acabamos de cumplir 4 meses de la revolución, fecha que marcó un antes y un después de nuestra historia como país, un estallido por años de acumulación de la herencia pinochetista que generó un país a medida de la apropiación de una minoría concentrada y la impunidad de las violaciones de DDHH, la marca que defendió por 30 años la ex – Nueva Mayoría y la Derecha.

Se resumió en “No son 30 pesos, son 30 años”, señalando la Constitución de Pinochet como escollo para reorganizar el país, por lo tanto expresando un repudio a todos quienes defendían el capitalismo-neoliberal y sus fuerzas represivas y de esta forma dando como resultado que uno de los sectores más dañados fuera la Derecha que no pudo jugar ningún rol en estos 4 meses, es más, mientras que en los primeros días del estallido y con una fuerte campaña mediática se intentó implementar una política del terror, “invasión extraterreste”, “un enemigo muy poderoso» y “turbas de saqueadores a casas particulares», detonando por unos días el surgimiento de los “Chalecos Amarillos” que meramente terminó sólo en una mala anécdota.  La canalización del repudio popular tuvo una expresión positiva contra las Fuerzas Represivas, tanto militares como Carabineros, transformándose en unas instituciones repudiadas masivamente y un señalamiento inmediato contra Piñera por las violaciones de DDHH, de ahí la fuerza de la consigna ¡Fuera Piñera!.

Una situación que en cortas semanas tambaleó al gobierno con 3 huelgas generales, presión social que generó el surgimiento del “Pacto por la Paz y la Nueva Constitución”, un intento de institucionalizar una de las demandas más sentidas en las calles, Nueva Constitución, mientras que sus firmantes – entre gallos y media noche- fueron Desbordes, como rostro social de RN junto a Quintana de la ex-Nueva Mayoría y Boric del Frente Amplio quienes daban la conferencia de prensa sin Piñera, una continuidad de la consigna que usaba la CUT dirigida por el PC de “Por un nuevo pacto social”.

El reformismo a tenor de la reacción.

Los antecedentes han demostrado que el salto de consciencia de cientos de miles se impuso en una rápida experiencia para romper con todo el régimen a la medida de la dictadura, es por eso que el fenómeno de que grupos minoritarios tomen cierto revuelo mediáticos no es distinto en comprenderse con la continuidad de un gobierno que ha hecho de las violaciones de los derechos humanos su línea de acción. El Pacto salvó a Piñera, tentativa para cuidar los intereses privados y multinacionales, entienden que si Piñera caía todo estaría bajo un profundo cuestionamiento y el régimen estaría aún más debilitado.

La imposición del cronograma del Pacto apuntó a disponer a cada partido en relación al Plebiscito de Abril, el Frente Amplio y el Partido Comunista subordinaron a las instancias que conducen como Unidad Social, la CUT, el Colegio de Profesores al abandono de la movilización y preparar el voto pasivo para decir lo que el pueblo ya plebiscitó.

La autojustificación de estos sectores, en especial del PC, radicó en disminuir el potencial de la movilización y sobredimensionar el militar, así lo expresan en la declaración de su CC posterior al acuerdo, «En otras palabras, si la disyuntiva a la Paz era una intervención militar o un nuevo estado de excepción establecido por el gobierno, incluyendo el Estado de Sitio. De ser así, se trataría de una grave coacción al derecho a opinión, a la participación y una afrenta a la democracia”[i]. Es decir, aún denunciando la supuesta amenaza militar, estos en vez de enfrentarla aceptaron el “bajo presión”.

El dialogo con la Derecha para pactar con ella, como lo hace el PC y el FA, no tan sólo niega las posibilidades de cambio reales, sino que construye las bases para la impunidad y la posibilidad de empatar en el terreno electoral del pinochetismo a partir del “Rechazo”.

Primero como farsa…

El PC y la UP durante el periodo de Allende al limitarse a los márgenes de la institucionalidad a partir de la “vía pacifica al socialismo” derivaron a la activación de la reacción que impuso una dictadura por 17 años. Los antecedentes previos fueron que mientras el gobierno de la UP confiaba en los militares constitucionalistas, negaba el desarrollo de los Cordones Industriales como instancias de doble poder. Esta vía hizo promulgar a Allende la Ley de control de armas, en dónde las fuerzas represivas allanaron cada fabrica tomada por sus trabajadores, también apresó a los marinos que denunciaban el inminente golpe y finalmente terminó nombrando el 23 de agosto a Pinochet como comandante en Jefe del Ejercito, 19 días más tarde  se convertía en quien instaurada el régimen de terror.

Si la UP trabajó en los limites de las instituciones burguesas permitiendo la organización de la reacción, el PC fiel bombero de revoluciones, en el plebiscito del 1989 sobre la continuidad de la dictadura jugó –nuevamente- junto a la Concertación de Partidos por el Si (posterior Nueva Mayoría), la vía del “dialogo con la derecha” para poder concretar una salida pactada vía la transición. Las condiciones de los genocidas y aceptadas por los partidos en ese momento, fue la garantía de la impunidad de las violaciones de DDHH y la continuidad del modelo. De esta forma, una vez más, el reformismo accedió y ayudó a la canalización institucional del proceso antidictadura que tuvo puntos de masivo rechazo y de combate callejero en 1984 y 1986, momentos claves que atrincheró a Pinochet.

La historia siguiente ya la conocemos, luego de 30 años de falsa democracia se trabaja en nuevo Plebiscito en dónde la Derecha pinochetista puede rearticular el espacio que perdió en las calles mediante el voto  en pos del “Rechazo”.  Eso gracias al Pacto.

Con la Derecha no se dialoga, sigamos por el programa de la revolución.

Contrario al posibilísimo que se organiza en la medida de lo actual y hacen parte de la contención social, para nosotros y nosotras las lecciones son fundamentales, Trotsky en sus escritos de La Lucha contra el Fascismo en Alemania, polemizaba a fondo con las posiciones del tercer periodo de Stalin de los Frente Populares, una orientación hacía los PC del mundo para incentivar frentes comunes con partidos pequeños-burgueses y de la burguesía nacional y de esta forma diluir la independencia política de la clase trabajadora, la UP fue una expresión local. 

Hoy retomar dichos debates nos harán nutrir el estallido que cumple 4 meses y mantener vivas las banderas y reivindicaciones que vitalizaron la revuelta, es por eso que es central polemizar con estos sectores reformista que nos llevan a un callejón sin salida mediante el Pacto y de esa forma abriéndole paso a los sectores de la Derecha.

En estos tiempos que transcurren desde el 18 de octubre hace falta construir aquella herramienta independiente de nuestra clase trabajadora que junto a la juventud, las mujeres y los movimientos sociales de continuidad al desarrollo del Programa de la Revolución a través de una Huelga General para sacar a Piñera y avanzar en una verdadera Asamblea Constituyente. De esta forma preparar el gobierno de quienes nunca hemos gobernado, única garantía de conquistar todos nuestros derechos. Es una principal lección histórica, con la Derecha no se dialoga, se le enfrenta con autoorganización, autodefensa e independencia de clase.

Es hora de una Nueva Izquierda Anticapitalista, Feminista, Internacionalista y Ecosocialista que no se adapte a la medida de lo posible y haga lo necesariamente posible para dar vuelta todo, sin la derecha ni ningún representante de los últimos 30 años. Con esos propósitos nos construimos como Movimiento Anticapitalista y te invitamos a sumarte junto a nosotras, nosotros y nosotres.

Joaquín Araneda, Movimiento Anticapitalista.


[i] Ver en http://pcchile.cl/2019/11/20/comunicado-del-comite-central-del-partido-comunista-de-chile/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *