El Acuerdo a medida empresarial

Por Maura Gálvez – Bernabé, Movimiento Anticapitalista

La noche del domingo vía cadena nacional, Piñera anunciaba el acuerdo que firmó con la “oposición” ¿cuál es el plan de esta nueva cocina?

La “oposición” nuevamente al rescate

Bastaron un poco más de 100 días del primer caso de coronavirus y la serie de medidas criminales comenzaron a afectar al gobierno, a su vez la crisis económica necesita activar leyes pro empresariales, el propósito de una orientación que sin dudas Piñera no podría encaminarlo sólo. Los propósitos para un Acuerdo.

Algunos acontecimientos han reactivado, un rechazo importante que obligó al gobierno a mover piezas, así el 6 de mayo con el nombramiento de Macarena Santelices, sobrina nieta de Pinochet y ex vicepresidenta de la UDI, que  entró a la cartera haciendo apología a los crímenes de la dictadura. El repudio social no tardó en llegar por redes sociales exigiendo su renuncia.

El cuestionamiento profundo a las políticas para afrontar la pandemia fue hacía el ahora ex Ministro de Salud, Jaime Mañalich, brazo derecho de Piñera, con un historial negacionistas ante los efectos de la pandemia, implicó la cerrazón a una cuarentena efectiva derivando a contagios descontrolados, mientras que la gota que derramó el vaso fue la revelación de los datos entregados a la OMS eran diferenciados a los entregados a la opinión publica, ocultado de esa forma las más de 5 mil defunciones por causa del virus.

La renuncia de Mañalich es una muestra clara de las dificultades del gobierno para sostener sus medidas pro empresariales, pero ninguna de estas orientaciones se podrían  impulsar sin el rol de la oposición parlamentaria. Ahora demostrando nuevamente sus acuerdos en firmar el pacto 2.0 para sostener la gobernabilidad, sus beneficios y ganancias a costa de nuestras vidas.

Pacto 2.0, el Acuerdo Nacional: endeudar y salvar al empresariado

Como planteábamos, las medidas del gobiernos tienen consecuencias y por el rol de la ex Concertación y sectores del Frente Amplio han podido actuar sin freno al mantener la “gobernabilidad” del gobierno criminal, expresando que el conjunto del régimen político, defiende los intereses de una minoría privilegiada Así lo esclarecen los puntos del nuevo acuerdo. Veamos.

Ignacio Briones, ministro de Hacienda, declaró respecto a los 12 mil millones que acordaron para abordar la crisis que es “El mayor endeudamiento que vamos a tener hoy día, es una mochila que le dejamos a las generaciones futuras. Para que sea bien absorbida necesitamos responsabilidad fiscal, una consolidación fiscal creíble y recuperar la capacidad de crecer económicamente”.

Es sobre aquella base que se generará el Ingreso Familiar de Emergencia, el cual está por bajo la línea de la pobreza y meramente será entregado para el 34% de las familias del país. Aquel celebrado acuerdo no involucra un plan social efectivo, sino que su garantía va en vías de apoyo a las grandes empresas, así el Estado involucrará grandes capitales para adquirir deudas y sostener a “empresas estratégicas” como lo planteó el propio Piñera.

Aquel breve repaso sobre las bases de la deuda ejemplifican el porqué de las declaraciones de Briones, ni pan para hoy, tampoco para mañana. Ya que el endeudamiento bordeará del 28% al 43% del PIB, mientras que a los grandes empresarios no se les tocarán sus beneficios, las mayorías sociales del país deberán pagarla a base de impuestos regresivos.

Hacía el sistema de salud involucraran una suma de 400 mil millones de pesos, suma insuficiente en este momento que colapsa la capacidad hospitalaria, recordemos que mientras Mañalich y Piñera ocultaban datos, el sistema de salud estaban en un 95% de ocupación a nivel nacional.

Hace falta anticapitalismo en la izquierda

El Frente Amplio si bien no firmaron el acuerdo, si contaron con su participación previa, Revolución Democrática por el FA se sentó a negociar con Piñera. Giorgio Jackson felicitó el acuerdo tras su anuncio.

El PC, por su parte, mantiene una posición de colaboración al mantener una línea de inmovilidad frente a las graves medidas contra las y los trabajadores, en materia del acuerdo, Karol Cariola se limitó por Twitter a plantear “como siempre lo dijimos: el Gobierno disponía de más recurso para entregar y proteger de mejor manera a los hogares. Pudieron haberlos entregados antes, pero prefirieron felicitarse por no hacerlo. Los costos de la demora lo pagan dura y directamente las familias”. La crítica es la demora, además si la noción es que gobierno contaba con dineros ¿por qué inmovilizan a la CUT? La vestimenta del PC de un discurso “progre” no opaca la política de votar leyes como la Ley de Protección al Empleo, tampoco crítica el endeudamiento que será pagado por impuestos regresivos de las mayorías que trabajan.

Hay que dar revertir ese camino: la única forma de salir de la crisis es con un fuerte impuesto a las granes fortunas, disponer de utilidad pública a todo el sistema de salud privado, prohibir y retrotraer todos los despidos y que cada empresa que se declare en quiebra pase al Estado, es decir con medidas anticapitalistas.

Este programa lo levantamos desde el Movimiento Anticapitalista y como consideramos que es urgente y necesario aplicarlo te invitamos a organizarte con nosotres para pelear por él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *