Declaración y campaña internacional Por un sistema único de salud público, estatal y gratuito

Declaración y campaña internacional Por un sistema único de salud público, estatal y gratuito [i]

La política criminal del gobierno ha provocado un verdadero desastre sanitario, con el aumento exponencial de los contagios de COVID-19, la puesta en peligro de la vida de cientos de miles de chilenas y chilenos y el colapso inminente del sistema de salud. Esta situación, si bien tiene características particulares de nuestro país donde el lucro privado en la salud es enorme, también se repite en la mayor parte de los países del mundo.

Desde el Movimiento Anticapitalista creemos que la vida y la salud de las mayorías valen más que las ganancias empresariales y que, además, no se puede enfrentar esta pandemia sin tomar medidas de fondo. Por eso nos sumamos a la importante campaña internacional por la creación de un sistema único de salud público, estatal y gratuito, donde trabajadoras y trabajadores tengan un papel dirigente.

Desde el Movimiento Anticapitalista, la LIS y otras organizaciones como Luta Socialista de Brasil nos organizamos para darle la respuesta que la realidad impone. ¡Sumate a firmar y difundir la declaración!

Cuidar a los que cuidan y avanzar hacia un modelo socialista de salud*

Impulsamos la lucha desde la clase trabajadora y los pueblos del mundo por un programa de medidas de emergencia en el camino de un modelo socialista para garantizar plenos derechos para los trabajadores y un sistema único que garantice acceso universal, gratuito e igualitario.

  • Presupuesto para salud, en base al no pago de las deudas e impuesto real a las grandes fortunas, empezando por bancos y corporaciones. Hay que priorizar nuestra salud, no sus ganancias.
  • Contratación inmediata del personal de salud necesario con salario acorde y plenos derechos laborales.
  • Elementos de protección y seguridad para todos los trabajadores durante la pandemia. Testeos diagnósticos periódicos para toda la clase obrera que se encuentra en tareas esenciales, en primer lugar, para el todo el personal del equipo salud. Licencias para los grupos de riesgo. Disolución de las aseguradoras de riesgo. Cobertura completa a cargo del estado.
  • Comités de Crisis nacionales, regionales y en cada establecimiento con trabajadores y pacientes, para la planificación de la intervención frente a la pandemia y la conducción democrática de la misma.
  • Declarar de utilidad social toda la estructura productiva de nuestros países para centralizar, planificar y reconvertir toda la actividad económica en función de las necesidades sociales mayoritarias de abastecimiento y respuesta sanitaria a la pandemia.
  • Sistema Único de Salud, para centralizar capacidad instalada y personal. Producción pública de medicamentos. Declaración de utilidad social de laboratorios y grandes monopolios farmacéuticos y de toda capacidad instalada del sector privado hacia su nacionalización e incorporación definitiva al sistema único. Financiamiento del sistema desde rentas generales en función a un sistema tributario progresivo.
  • Que se garanticen licencias con el pago completo del salario y el pago de la totalidad del salario a los trabajadores en cuarentena y que se prohíban despidos y suspensiones. Subsidios para los trabajadores informales, autónomos y desocupados. Prohibición de desalojos. Vivienda y distribución alimentaria para las personas sin hogar. Fin a toda persecución a los migrantes, ninguna expulsión y pleno acceso al sistema de salud.
  • Fuera Bolsonaro y los gobiernos negacionistas, criminales de sus pueblos. Luchar por una salida de la pandemia a favor de la clase trabajadora, los sectores populares y por la salud, la vida y los derechos de la mayoría; porque valen más que todas las ganancias capitalistas. Las pandemias para la clase obrera y los pueblos del mundo, son dos: el COVID19 y el sistema que nos explota y oprime. No hay humanización posible del capital. Hace falta, una salud y un modelo de vida, de sociedad socialista con democracia plena, real.

Sin embargo, esta declaración y la fecha del 28 de abril, es apenas un punto de partida, ya que nos proponemos multiplicar y extender una verdadera campaña de alcance internacional más allá de esta jornada puntual. El marco internacional que describimos más arriba, la realidad y agenda de la clase trabajadora en todo el mundo, en especial la de los sectores de la salud, pone a la orden del día el programa que estamos proponiendo como perspectiva de lucha y organización.

* Esta declaración surge del debate colectivo de la Liga Internacional Socialista, Lucha Socialista de Brasil y distintas organizaciones sociales y sindicales de distintas partes del mundo.


[i] Reproducimos un extracto de la declaración que puede leerse completa en www.lis-isl.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *