Entrevista a Anita Tijoux. Música, activista, feminista.

En medio de la pandemia mundial, realizamos una entrevista a la música-activista Anita Tijoux, quien a través de su poesía, ha levantado múltiples banderas de lucha, que van desde el antirracismo al feminismo de clase, pasando por el internacionalismo. Actualmente, se encuentra trabajando en su nuevo disco Antifa Dance. Anita es una mujer que se posiciona. Su música es profundamente política y una invitación a conocer y mover el cuerpo.

Entrevistó para el periódico Alternativa Anticapitalista Camilo Parada.

Camilo Parada: Hace unas semanas, liberaste por diferentes plataformas digitales un nuevo sencillo llamado Antifa Dance. Un temón. Escucho los primeros fraseos y me pongo a bailar, pero también entran ganas de quemarlo todo. En este sencillo tocas varios temas, uno de ellos es el internacionalismo, ¿qué es para ti el internacionalismo y qué relación tiene con el antifascismo?

Anita Tijoux: Siempre he pensado que las luchas se entrelazan, se tejen entre ellas. Ante todas las desigualdades, la solidaridad como bastión de lucha y de fuerza popular, ¿por qué es internacionalismo? Porque lo que sucede al otro lado del charco, al otro lado del río o del océano, a cualquier colega, compa, compita me afecta a mí. Entender que la única manera que tenemos de luchar entre nosotrxs, tiene que ver con la capacidad de ver al otrx. Para mí, eso es internacionalismo. Entender que todas las luchas populares, son una sola lucha, por más que haya singularidades según los países, por temas geográficos o hemisféricos o climáticos, siempre hay una cosa que tiene que ver con la opresión, con la violencia de los Estados opresores. Por eso siempre me he declarado internacionalista -desde pequeña- y el antifascismo tiene que ver con esa lucha. Tiene que ver con que justamente somos antifascistas, porque estamos en contra de toda violencia ejercida contra otra persona que tenga otro color de piel, que venga de otro país. Pensando en que somos todos humanos y entendemos que el cuerpo político y el cuerpo social, es nuestro cuerpo también, para hacer los cambios que queremos para hacer frente a la violencia.

C.P: Anteriormente sacaste “Cacerolazo”, unos días luego de la revuelta del 18 de octubre. Ahí hablas de una continuidad entre las políticas impuestas a fuego por la dictadura y los gobiernos de la Concertación y la derecha, ¿cómo ves los lazos comunicantes existentes entre el neoliberalismo Chicago Boys, la defensa del modelo por parte ex Nueva Mayoría y el estallido?

Anita: Cómo bien dice la pregunta, esto tiene que ver justamente, con la continuidad de toda esta gente de la Concertación, la derecha, y como dices tú, los Chicago Boys. Es la defensa del modelo neoliberal, la ex Concerta, la ex Nueva Mayoría y este estallido que ha sido una respuesta, una respuesta epidérmica de la gente, qué bueno. Hay gente con mayor formación política, pero lo más lindo es que la gente ha ido construyendo su propia política, en base a la desigualdad que vive en carne propia ¿no? Lo que decía respecto a la pregunta anterior, que somos un cuerpo social y político, y que se nos quitó la palabra “política” y que toda esta gente ha usurpado, desde lo que bien dices tú, desde la dictadura; desde la Concerta; la ex Concerta,  con nuevos nombres, porque se van poniendo trajes lxs unxs a lxs otrxs y finalmente, son la misma calaña de gente que va matando la vida, matando la posibilidad de una igualdad entre la gente. Tiene que ver justamente que es un sistema que no se ha cambiado, que la gente que ha venido después, ha profundizado este sistema pinochetista, hablando de democracia, con un discurso de libertades y etc., pero finalmente, lo único que han hecho es replicar un sistema neoliberal, que ha sido un sistema de pura violencia.

AntifaDance

C.P: En el contexto de la pandemia mundial del Covid-19 ¿cómo ves la respuesta de los diferentes gobiernos capitalistas alrededor del mundo?

Anita: Han contestado como buenos capitalistas y terratenientes que son. Algunos lo han hecho con discursos más poéticos, de igualdad, etc., pero finalmente, esta catástrofe sanitaria tiene que ver con todos estos gobiernos que simplemente han invertido en guerra, en armas, que más encima aman la guerra y, de hecho, hablan de este virus como una guerra. Quieren instalar la palabra “guerra” en la misma gente, cuando en verdad, yo no estoy peleando con mi cuerpo, yo me quiero preparar físicamente para lo que se venga y esta gente, de todos los gobiernos -insisto- con distintos lenguajes, distintas formas de hablar, finalmente se cruza siempre la palabra.  Entonces, creo muy interesante romper con este cerco y pensarnos como pueblo frente a esta pandemia. La falta de insumos, en un momento donde aún no estamos en el pick en Chile, en Francia ya está en el pick y  con toda una salud pública, que han sido años de gente peleando para que ese sistema (público) exista. Lxs enfermerxs y médicxs franceses venían denunciando que faltaban insumos hace mucho tiempo y ahora que nos vemos frente a la catástrofe evidente, ésta gente queda en pelota frente a la necesidad de cuidar a su pueblo.

C.P: Durante años, la socialdemocracia y el social-liberalismo, han desplegado enormes esfuerzos en convencernos que la clase obrera ya no es un sujeto válido, difuminando así al sujeto de clase en una ambigua “ciudadanía”. ¿Sigue siendo la clase obrera, el sujeto principal de la revolución?

Anita: Bueno, es interesante esta pregunta, porque justamente, nos han convencido de que la clase obrera no existe, porque no es un “sujeto válido” y en esta cosa de la ciudadanía ¿no? En esta cosa buena onda, esta cosa light y me hace mucho ruido, porque me hace recordar que nos quitaron “la clase popular”, pensando en que todos éramos clase media. Este “bienestar social” de que todxs tenemos acceso a la tarjeta de crédito y como decía antes, nos han quitado muchas cosas. Nos han quitado nuestros muertxs, se ha quitado la justicia, se ha quitado la política, se ha quitado la clase obrera y el mundo popular. Entonces es muy importante volver a recuperar estas palabras, porque son más que palabras, tienen que ver con la identidad de clase y para mí eso es muy importante, porque volvemos a reconstruir y retejer política, con este tipo de conceptos, que son nuestros conceptos.


Puedes revisar aquí la entrevista en el periódico Alternativa Anticapitalista.


C.P: Cuando hablas de feminismo, dices que no se puede separar la lucha feminista de la lucha de clases, ¿nos podrías explicar a qué te refieres?

Anita: Bueno. ¿Por qué el feminismo no se puede separar de la lucha de clases? Porque yo creo en el feminismo popular. Yo sé que acá hay divergencias, diferencias entre mucha gente ¿no?  Lo que a mí me ha hecho sentido, es entender que hay un feminismo de clase, que tiene que ver con que la opresión a la mujer, tiene que ver con una opresión de clase.  Es muy diferente, con todo el respetoque me merece, ser una feminista blanca, europea, en una situación de privilegio (bien por ella), a ser una feminista haitiana, en situación de pobreza o miseria. Entonces, por eso pienso que el feminismo es popular y de clase, que de otra forma no puede ser.

CP: Por último, ¿tienes pensados nuevos proyectos para este año, conciertos en Chile, Latinoamérica, algún disco?

Anita: Sí, estoy haciendo justamente este disco de “Antifa Dance”. Estoy en eso, intentando pensar cómo hacer un disco político bailable, no sé si la logre, pero estoy en eso (ríe), tratando de escribir canciones y me ha costado harto, lo asumo totalmente, concentrarme en este confinamiento siendo mamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *