Declaración de la LIS contra el “pacto del siglo” de Trump y Netanyahu

1. El martes 28 de enero el presidente de Estados Unidos Donald Trump y el primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu anunciaron los detalles del “pacto del siglo” que venían preparando desde la asunción de Trump para “resolver” el conflicto palestino. El mismo no se trata de ningún pacto, sino de una presentación unilateral de términos de rendición a los palestinos, que no participaron de ninguna discusión sobre el “pacto” y han boicoteado la iniciativa de Estados Unidos desde que Trump trasladara la embajada yanqui a Jerusalén. Implica la consumación de la colonización sionista de la totalidad del territorio palestino, enterrando hasta en las apariencias el engañoso proyecto de “dos Estados” que sostuvo el imperialismo desde los acuerdos de Oslo. La Liga Internacional Socialista llama a repudiar esta aberrante ofensiva colonial y a realizar una campaña internacional para rodear de solidaridad al pueblo palestino.

2. El “pacto” prevé la imposición al pueblo palestino de todas las pretensiones expansionistas del Estado racista y genocida de Israel, y liquida cualquier posibilidad de establecer un Estado palestino. Reconoce los asentamientos israelíes en los territorios ocupados y permite su anexión junto a un 30% de Cisjordania, incluyendo toda la frontera con Jordania; establece la capital de Israel en una Jerusalén unificada bajo soberanía israelí. El “Estado” palestino que propone quedaría reducido a un conjunto de guetos dispersos, divididos y enteramente rodeados por territorio israelí, con capital en “las afueras” de Jerusalén del Este, sin seguridad propia y enteramente dependiente de Israel en su seguridad, economía, tránsito, acceso al agua y demás necesidades. Marwan Abdulal, del politburo del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) afirmó que lo que dice Trump no es una declaración de paz, sino de guerra.

3. El “pacto del siglo” de Trump y Netanyahu pretende consumar el proyecto colonial, racista, genocida y de limpieza étnica que comenzó con el establecimiento del Estado de Israel bajo protección del imperialismo en 1948. Desde aquel momento, denominado Al Nakba (la catástrofe) por los palestinos, en el que más de 700.000 personas fueron arrancadas de sus hogares y pueblos enteros fueron masacrados, Israel ha mantenido una política permanente de expansión. Ha avanzado contra el pueblo palestino mediante guerras, terrorismo de Estado, masacres, limpieza étnica y asentamientos de colonos. Violando todas las leyes internacionales y resoluciones de la ONU, ha reducido el territorio palestino a un conjunto de guetos en Cisjordania, ocupados militarmente por tropas israelíes, y una verdadera cárcel al aire libre en la asediada Franja de Gaza. Mientras tanto, los palestinos árabes y cristianos en el Estado de Israel son tratados como ciudadanos de segunda clase, especialmente desde el Knéset legislara que la autodeterminación en Israel se reservaría exclusivamente a la ciudadanía judía. El “pacto del siglo” abandona ya la mentira de los “dos Estados” que ha sostenido el imperialismo durante décadas, para respaldar abiertamente el proyecto colonial israelí.

4. El apoyo incondicional que ha gozado Israel de parte del imperialismo desde su fundación, y que Trump viene a confirmar con este “pacto” se debe al rol del Estado israelí como enclave colonial del imperialismo en Medio Oriente. Israel ha actuado a lo largo de las décadas como gendarme incondicional de los intereses económicos y geopolíticos imperialistas en la región.

5. A pesar del avance sanguinario del Estado genocida de Israel, y de la capitulación de su dirección histórica de la OLP, y de los Estados burgueses árabes de la región, con el reconocimiento del Estado de Israel y la aceptación de la mentira de la solución de “dos Estados” desde los acuerdos de Oslo, el pueblo palestino ha dado y seguirá dando heroicas batallas en su defensa. Las distintas intifadas han producido, generación tras generación, camadas de jóvenes luchadores dispuestos a dar todo. “La Gran Marcha de Retorno” que miles de jóvenes palestinos han protagonizado desde 2018 confirma que la resistencia no se detendrá.

6. La Liga Internacional Socialista repudia el “pacto del siglo” de Trump y Netanyahu. Llamamos a los trabajadores y a todas las organizaciones de izquierda y democráticas del mundo a movilizarse y lanzar una campaña internacional para rodear de solidaridad al pueblo palestino contra este nuevo ataque de Israel y el imperialismo.

7. Afirmamos que el “pacto del siglo” confirma la imposibilidad de una solución de “dos Estados”. Sólo la destrucción del Estado genocida de Israel y el establecimiento de un único Estado democrático, laico y no racista en todo el territorio de la Palestina histórica, puede ser el punto de partida para la liberación y autodeterminación del pueblo palestino y la paz en Medio Oriente. A su vez, esto sólo será posible con la movilización revolucionaria del pueblo palestino y los pueblos árabes de la región, con el apoyo solidario de la clase obrera mundial. Y solo será sostenible en una perspectiva anticapitalista que se oriente hacia una Federación de Estados Socialistas de Medio Oriente.

¡Abajo el “pacto del siglo”!

¡Abajo el Estado sionista de Israel!

¡Por una Palestina única, democrática laica y no racista, con el derecho al retorno de todos los refugiados!

¡Por una Palestina libre, un Medio Oriente socialista!

29 de enero de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *